Autor Tema: El óxido, la gravedad, el milagro y la superstición.  (Leído 254 veces)

Desconectado Sonic

  • ExModereitor
  • Leyenda de Moto GP
  • *
  • Mensajes: 44132
  • Edad: 46
  • Ubicación: Aquí
  • Todos somos diferentes, menos yo.
  • Año de compra: 2017
  • Año de fabricación: 2002
  • Color: Triumph Tiger 955i
  • Modelo: Otro
El óxido, la gravedad, el milagro y la superstición.
« en: Enero 10, 2018, 03:56:39 am »
Primer encuentro de mi tigresa con las leyes de la química, la física... y anexos sobrenaturales.

Esta mañana al colocar la Tigresita caucásica en su caballete, veo que se queda un poco ladeada. Pienso que será por el suelo algo desigual y procedo a bajarla del caballete, desplazarla algo hacia delante y... al pretender volver a subirla al mismo, ¡¡ZAS!! A tomar por culo el caballete, el cual se desprende de golpe y por completo de sus anclajes, como si de un divorcio repentino y violento se tratara.

Se habían partido los tornillos (¿pernot?) por el óxido. O eso parece. Sólo encontré uno.

Claro, como aquí la ley de Murphy existe, aunque se llama la ley de Sod (abreviatura de Sodomía tal vez), TODO lo que puede ir mal, lo hará. Con el suceso tan brusco y repentino y la consiguiente sorpresa y distracción, la moto 'decide' empezar a tumbarse hacia el lado opuesto a mi. Son 215 kg y no fui capaz de rectificarla, y aunque puse todo de mi por ralentizar lo inevitable y suavicé todo lo que pude su aterrizaje, éste fue el destino final.

¿Y el milagro?

Al parecer, no se ha roto nada. El borde superior de la cúpula lleva un limado que probablemente pueda pulirse con resultado satisfactorio. Algo de polvo de cemento quedaba en la estribera del pasajero y el borde externo del pedal de freno (cómo no se haya doblado lo sabe Buda, Hare Krishna o cómo se llame Dios) y por lo que pude ver, nada más. Aunque, no me dio tiempo a inspeccionar a fondo ya que llegaba justo de tiempo al curro y al salir ya era de noche. Tiré de los carenados y no parecían estar sueltos ni partidos. No vi que el depósito tuviera desperfectos, y por lo grande que es y lo mucho que sobresale, me sorprende muchísimo. Ha arrancado sin pestañear y por el camino a casa la dirección no daba señales de estar tocada. Había goteado no más de unos 30-50 ml de anticongelante (así lo llamo en el Reino Unido, en España lo llamo refrigerante jejeje).

Me da a mi que los neumáticos de las ruedas de unas bicicletas que había aparcadas en perpendicular con la moto y con los que creo que entró en contacto, puede que hayan sido los culpables de este resultado favorable de lo acontecido, amortiguando el impacto.

Levantarla fue otra historia. Lo intenté solo, de inmediato, de cara a la moto, consciente de que la adrenalina ayudaría, pero sabiendo que mi espalda ya no es la que era, y no lo logré. En parte porque estorbaban las benditas bicicletas y no pude adoptar una postura con la que aplicar fuerza sin arriesgar mi fallida columna vertebral.

Entonces apareció un hombre de unos 65 años con su mujer que, con cara de sorpresa me dijo "What happened?". A lo que respondí, "el óxido y la gravedad". Se río y dispuso a ayudarme y se me ocurrió ponerme de espaldas a la moto, el culo contra el asiento y agarrando el puño acelerador y el soporte del baúl, a cuclillas, pude usar los cuádriceps y ¡chapó! Con la ayuda del otro, la moto subió con bastante facilidad. La estabilizó él mientras me di media vuelta y me subí a la moto y la puse en la pata de cabra. Le agradecí enérgica y repetidamente al hombre desconocido y entré corriendo al hospital.

Ya fue demasiada ciencia y suerte para un día. ¿O no?

Curiosa y casualmente, 45 minutos antes, se me había caído y roto una botella de vino tinto australiano (sin haber podido probar ni gota ¡oye!) derramándose por toda la moqueta, que por motivos que se me escapan tanto aprecian en Inglaterra (la moqueta, que no el vino australiano).

Entonces, al caérseme la moto, he recordado que la mala suerte, dícese, viene en triadas, como los cilindros de la tigresa. Mas siento decepcionar a los supersticiosos; no me pasó ninguna desgracia más en todo el día. Excepto tener que ir a trabajar, que no cuenta.

Fin... ¿o no? Esa superstición se supone prescribe a la medianoche ¿verdad? Así me lo aprendí yo.
« última modificación: Enero 10, 2018, 02:31:53 pm por Sonic »

Desconectado Mr. T

  • Piloto de pruebas
  • ****
  • Mensajes: 2132
  • Edad: 39
  • Ubicación: Madrid
  • No soy un fulano con la lágrima fácil, de esos que
    • Email
  • Año de compra: 2012
  • Año de fabricación: 2012
  • Color: Blanca
  • Modelo: SC63 VFR1200F
Re:El óxido, la gravedad, el milagro y la superstición.
« Respuesta #1 en: Enero 10, 2018, 08:13:34 am »
Lo importante, que estés bien.

Una pena lo del vino.

Para lo demás Master-card...

VVVVVVVVVvvvvvvvvvvvvvvvvvvvv
Nos vemos en las 24 horas. 私は大きくて太っている TOTALPRO

Desconectado wookie

  • Piloto Moto 3
  • **
  • Mensajes: 13326
  • Edad: 42
  • Ubicación: ...Monserrat (Valencia) RC 36I& II....T1050 ....GSXR 1000 K4.
    • Email
  • Año de compra: 2004
  • Año de fabricación: 1997
  • Color: Gris Plata
  • Modelo: RC36II (FR FS FT y FV)
Re:El óxido, la gravedad, el milagro y la superstición.
« Respuesta #2 en: Enero 10, 2018, 08:41:37 am »
Todas las motos se caen, me alegra que si la tuya cae al suelo sea asi....es lo unico positivo.

En fin, las trail con el su punto de gravedad mas alto una si en parado se inclinan un pelin de mas no las salvas por lo que te recomiendo busques:


Desconectado jaem

  • Modereitors(v2)
  • Circuitero
  • ***
  • Mensajes: 1516
  • Edad: 50
  • Ubicación: Sevilla.
  • Año de compra: 2010
  • Año de fabricación: 1999
  • Color: Roja
  • Modelo: Otro
Re:El óxido, la gravedad, el milagro y la superstición.
« Respuesta #3 en: Enero 10, 2018, 09:20:38 am »
Dentro de lo malo, lo mejor.

Ya sabes que las motos siempre quieren tumbarse para saber qué se siente: la tuya ya lo ha hecho, y ya no tiene necesidad de hacerlo más.

Por otra parte, haces que la lectura sea tan amena, que casi dan ganas de más.. :drink5:

"No hay lugar en el mundo
donde mi imaginación
no me pueda llevar"

Desconectado RSlopez

  • Piloto de pruebas
  • ****
  • Mensajes: 3925
  • Edad: 57
  • Ubicación: Alboraya(Valencia)
    • Email
  • Año de compra: 2015
  • Año de fabricación: 2015
  • Color: B&W esto no ha cambiado
  • Modelo: Otro
Re:El óxido, la gravedad, el milagro y la superstición.
« Respuesta #4 en: Enero 10, 2018, 09:35:46 am »
Lo importante, que estés bien.

Una pena lo del vino.

Para lo demás Master-card...

VVVVVVVVVvvvvvvvvvvvvvvvvvvvv

Bien????:icon_eek:
yo lo veo como siempre  :risa7:

salu2
 :victory:
Del poble de la xufa 

Desconectado wookie

  • Piloto Moto 3
  • **
  • Mensajes: 13326
  • Edad: 42
  • Ubicación: ...Monserrat (Valencia) RC 36I& II....T1050 ....GSXR 1000 K4.
    • Email
  • Año de compra: 2004
  • Año de fabricación: 1997
  • Color: Gris Plata
  • Modelo: RC36II (FR FS FT y FV)
Re:El óxido, la gravedad, el milagro y la superstición.
« Respuesta #5 en: Enero 10, 2018, 09:39:30 am »
Por cierto, cuando repongas la tornilleria que se rompio, intenta conseguirla en A2

Desconectado Gianola

  • Piloto CEV
  • *****
  • Mensajes: 4891
  • Ubicación: Asturias
    • Email
  • Año de compra: 2000
  • Año de fabricación: 1999
  • Color: Negra
Re:El óxido, la gravedad, el milagro y la superstición.
« Respuesta #6 en: Enero 10, 2018, 09:43:06 am »
La verdad es que tienes un dominio del español encomiable, da gusto leerte. Me alegro de que todo se haya quedado en una anécdota. Y un truco: si alguna vez tenéis que levantar una moto, lo mejor es hacerlo así, de espaldas. Y para evitar que la moto se mueva, bloquead el freno delantero con lo que tengáis a mano. Por ejemplo, la braga del cuello bien anudada puede valer.

--
 Gianola
... ¿De dónde sacará las pelas la luna para salir todas las noches? - La Fuga -

Desconectado Murdock

  • Piloto de pruebas
  • ****
  • Mensajes: 2389
  • Edad: 39
  • Ubicación: Madrid
  • Año de compra: 2017
  • Año de fabricación: 2017
  • Color: Super Duke GT
  • Modelo: Otro
Re:El óxido, la gravedad, el milagro y la superstición.
« Respuesta #7 en: Enero 10, 2018, 10:05:59 am »
Lo cierto es que el clima británico no le ha sentado muy bien. Siendo una moto autóctona debería campearlo mejor, pero no es el caso. La cadena no sé si es la foto pero también parece oxidada.
Me alegro de que tu espalda y el lado que decidió catar el suelo no hayan sufrido daños.
Lo de esta gente con las moquetas es la hostia, qué cosa más antihigiénica.
A ver si Murphy te deja en paz una buena temporada después este día.
Vs.

Desconectado TOPO

  • A2 Limitado
  • ****
  • Mensajes: 46
  • Edad: 54
  • Ubicación: MADRID
  • Año de compra: 2012
  • Año de fabricación: 1990
  • Color: BLANCO
  • Modelo: RC36I (FL y FM)
Re:El óxido, la gravedad, el milagro y la superstición.
« Respuesta #8 en: Enero 10, 2018, 10:07:31 am »
Primer encuentro de mi tigresa con las leyes de la química, la física... y anexos sobrenaturales.

Está mañana al colocar la Tigresita caucásica en su caballete, veo que se queda un poco ladeada. Pienso que será por el suelo algo desigual y procedo a bajarla del caballete, desplazarla algo hacia delante y... al pretender volver a subirla al mismo, ¡¡ZAS!! A tomar por culo el caballete, el cual se desprende de golpe y por completo de sus anclajes, como si de un divorcio repentino y violento se tratara.

Se habían partido los tornillos (¿pernot?) por el óxido. O eso parece. Sólo encontré uno.

Claro, como aquí la ley de Murphy existe, aunque se llama la ley de Sod (abreviatura de Sodomía tal vez), TODO lo que puede ir mal, lo hará. Con el suceso tan brusco y repentino y la consiguiente sorpresa y distracción, la moto 'decide' empezar a tumbarse hacia el lado opuesto a mi. Son 215 kg y no fui capaz de rectificarla, y aunque puse todo de mi por ralentizar lo inevitable y suavicé todo lo que pude su aterrizaje, éste fue el destino final.

¿Y el milagro?

Al parecer, no se ha roto nada. El borde superior de la cúpula lleva un limado que probablemente pueda pulirse con resultado satisfactorio. Algo de polvo de cemento quedaba en la estribera del pasajero y el borde externo del pedal de freno (cómo no se haya doblado lo sabe Buda, Hare Krishna o cómo se llame Dios) y por lo que pude ver, nada más. Aunque, no me dio tiempo a inspeccionar a fondo ya que llegaba justo de tiempo al curro y al salir ya era de noche. Tiré de los carenados y no parecían estar sueltos ni partidos. No vi que el depósito tuviera desperfectos, y por lo grande que es y lo mucho que sobresale, me sorprende muchísimo. Ha arrancado sin pestañear y por el camino a casa la dirección no daba señales de estar tocada. Había goteado no más de unos 30-50 ml de anticongelante (así lo llamo en el Reino Unido, en España lo llamo refrigerante jejeje).

Me da a mi que los neumáticos de las ruedas de unas bicicletas que había aparcadas en perpendicular con la moto y con los que creo que entró en contacto, puede que hayan sido los culpables de este resultado favorable de lo acontecido, amortiguando el impacto.

Levantarla fue otra historia. Lo intenté solo, de inmediato, de cara a la moto, consciente de que la adrenalina ayudaría, pero sabiendo que mi espalda ya no es la que era, y no lo logré. En parte porque estorbaban las benditas bicicletas y no pude adoptar una postura con la que aplicar fuerza sin arriesgar mi fallida columna vertebral.

Entonces apareció un hombre de unos 65 años con su mujer que, con cara de sorpresa me dijo "What happened?". A lo que respondí, "el óxido y la gravedad". Se río y dispuso a ayudarme y se me ocurrió ponerme de espaldas a la moto, el culo contra el asiento y agarrando el puño acelerador y el soporte del baúl, a cuclillas, pude usar los cuádriceps y ¡chapó! Con la ayuda del otro, la moto subió con bastante facilidad. La estabilizó él mientras me di media vuelta y me subí a la moto y la puse en la pata de cabra. Le agradecí enérgica y repetidamente al hombre desconocido y entré corriendo al hospital.

Ya fue demasiada ciencia y suerte para un día. ¿O no?

Curiosa y casualmente, 45 minutos antes, se me había caído y roto una botella de vino tinto australiano (sin haber podido probar ni gota ¡oye!) derramándose por toda la moqueta, que por motivos que se me escapan tanto aprecian en Inglaterra (la moqueta, que no el vino australiano).

Entonces, al caérseme la moto, he recordado que la mala suerte, dícese, viene en triadas, como los cilindros de la tigresa. Mas siento decepcionar a los supersticiosos; no me pasó ninguna desgracia más en todo el día. Excepto tener que ir a trabajar, que no cuenta.

Fin... ¿o no? Esa superstición se supone prescribe a la medianoche ¿verdad? Así me lo aprendí yo.
Entretenida lectura!!

Enviado desde mi CAM-L21 mediante Tapatalk


Desconectado Sonic

  • ExModereitor
  • Leyenda de Moto GP
  • *
  • Mensajes: 44132
  • Edad: 46
  • Ubicación: Aquí
  • Todos somos diferentes, menos yo.
  • Año de compra: 2017
  • Año de fabricación: 2002
  • Color: Triumph Tiger 955i
  • Modelo: Otro
Re:El óxido, la gravedad, el milagro y la superstición.
« Respuesta #9 en: Enero 10, 2018, 10:44:15 am »
Por cierto, cuando repongas la tornilleria que se rompio, intenta conseguirla en A2
Así haré.

La verdad es que esté modelo no tiene muchas piezas que se oxiden.

La tornillería no es una de ellas.

Desconectado Sonic

  • ExModereitor
  • Leyenda de Moto GP
  • *
  • Mensajes: 44132
  • Edad: 46
  • Ubicación: Aquí
  • Todos somos diferentes, menos yo.
  • Año de compra: 2017
  • Año de fabricación: 2002
  • Color: Triumph Tiger 955i
  • Modelo: Otro
Re:El óxido, la gravedad, el milagro y la superstición.
« Respuesta #10 en: Enero 10, 2018, 10:46:25 am »
Dentro de lo malo, lo mejor.

Ya sabes que las motos siempre quieren tumbarse para saber qué se siente: la tuya ya lo ha hecho, y ya no tiene necesidad de hacerlo más.

Por otra parte, haces que la lectura sea tan amena, que casi dan ganas de más.. :drink5:
Eso esperemos... ambas cosas digo.

Desconectado Sonic

  • ExModereitor
  • Leyenda de Moto GP
  • *
  • Mensajes: 44132
  • Edad: 46
  • Ubicación: Aquí
  • Todos somos diferentes, menos yo.
  • Año de compra: 2017
  • Año de fabricación: 2002
  • Color: Triumph Tiger 955i
  • Modelo: Otro
Re:El óxido, la gravedad, el milagro y la superstición.
« Respuesta #11 en: Enero 10, 2018, 10:49:22 am »
Lo importante, que estés bien.

Una pena lo del vino.

Para lo demás Master-card...

VVVVVVVVVvvvvvvvvvvvvvvvvvvvv

Bien????:icon_eek:
yo lo veo como siempre  :risa7:

salu2
 :victory:
Tú me cameeeelas, tú me cameeeelas...

¿Por Benito Camelas?

:]

Desconectado Sonic

  • ExModereitor
  • Leyenda de Moto GP
  • *
  • Mensajes: 44132
  • Edad: 46
  • Ubicación: Aquí
  • Todos somos diferentes, menos yo.
  • Año de compra: 2017
  • Año de fabricación: 2002
  • Color: Triumph Tiger 955i
  • Modelo: Otro
Re:El óxido, la gravedad, el milagro y la superstición.
« Respuesta #12 en: Enero 10, 2018, 10:51:28 am »
La verdad es que tienes un dominio del español encomiable, da gusto leerte. Me alegro de que todo se haya quedado en una anécdota. Y un truco: si alguna vez tenéis que levantar una moto, lo mejor es hacerlo así, de espaldas. Y para evitar que la moto se mueva, bloquead el freno delantero con lo que tengáis a mano. Por ejemplo, la braga del cuello bien anudada puede valer.
Si si, es recomendable la recomendación.

Je je.

Como estaba de lado derecho, pude coger el de freno delantero. Estando del izquierdo, gomita de pelo de cualquier chica que quede mirando la escena.

Desconectado Sonic

  • ExModereitor
  • Leyenda de Moto GP
  • *
  • Mensajes: 44132
  • Edad: 46
  • Ubicación: Aquí
  • Todos somos diferentes, menos yo.
  • Año de compra: 2017
  • Año de fabricación: 2002
  • Color: Triumph Tiger 955i
  • Modelo: Otro
Re:El óxido, la gravedad, el milagro y la superstición.
« Respuesta #13 en: Enero 10, 2018, 10:53:31 am »


Lo cierto es que el clima británico no le ha sentado muy bien. Siendo una moto autóctona debería campearlo mejor, pero no es el caso. La cadena no sé si es la foto pero también parece oxidada.
Me alegro de que tu espalda y el lado que decidió catar el suelo no hayan sufrido daños.
Lo de esta gente con las moquetas es la hostia, qué cosa más antihigiénica.
A ver si Murphy te deja en paz una buena temporada después este día.
Vs.

La cadena no está tan mal como parece pero la sal y la bruma seguro que se las come.

Lo de la moqueta hasta en la taza del inodoro es incorregible. Buaj.

Desconectado Maka

  • Piloto de pruebas
  • ****
  • Mensajes: 3418
  • Ubicación: Agurain (Araba) Euskal Herria
    • Email
  • Año de compra: 2010
  • Año de fabricación: 2009
  • Color: Blanco / negro
  • Modelo: RC46II (VTEC)
El óxido, la gravedad, el milagro y la superstición.
« Respuesta #14 en: Enero 10, 2018, 10:13:50 pm »
Me alegro que haya quedado en un susto sin consecuencias.
Ahora, a tirar de desguace.!!!


Enviado desde mi iPhone utilizando Tapatalk

Desconectado buho

  • Piloto de pruebas
  • ****
  • Mensajes: 2703
  • Edad: 46
  • Ubicación: Piles (Valencia)
  • Año de compra: 2006
  • Año de fabricación: 2006
  • Color: Burdeos
  • Modelo: RC46II (VTEC)
Re:El óxido, la gravedad, el milagro y la superstición.
« Respuesta #15 en: Enero 12, 2018, 09:46:48 pm »
Cuando dicen de tumbarse no hay quien las detenga y si lo intentas normalmente pasan dos cosas, que te jodes la espalda o que acabas saliendo volando por encima de ella.

Bueno lo importante es que quedo en poca cosa.

Un abrazo chiquitin  :victory: